El Sistema FLEXOOR debe instalarse de acuerdo con las características de la puerta para limitar las fuerzas de atrapamiento. Sin embargo, no es precisa ninguna regulación. Se adapta a cada puerta simplemente mediante la posición en que se colocan los pernios.

El Sistema FLEXOOR consiste en la acción conjunta de dos tipos de pernio: el tipo A y el tipo B. Los pernios tipo A se montan en la parte superior de la puerta y los B en la inferior. Ambos se cajean igual.

Los pernios FLEXOOR se montan a derechas o a izquierdas indistintamente.

Las Instrucciones de Instalación indican el modo de instalación normal.

Las Instrucciones de Instalación para Centros Infantiles proporcionan una guía detallada para conseguir un sistema anti-atrapamiento en ambos lados de la puerta.