Los pernios FLEXOOR evitan las mutilaciones y lesiones graves en caso de atrapamiento en el quicio de las puertas (*).

Las lesiones en los dedos de los niños son importantes. Causan problemas inmediatos como dolor, incapacidad de jugar o participar en las actividades escolares, además de la ansiedad que sienten los padres por la recuperación, deformidad, uso de los dedos, incapacidad, y acortamiento de los dedos (se puede producir amputación, con acortamiento permanente).

Los tipos de trauma más frecuentes son:

A) Lesión del tejido blando con o sin perdida de pulpejo.

B) Aplastamiento, a menudo con fracturas.

C) Perdida parcial o total de la la uña.

D) Amputación de parte del dedo.

E) Infección por lesiones anteriores causadas en una puerta.

* De los atrapamientos que pueden producirse en una puerta, los más graves son los que tienen lugar en el quicio de la misma. Por ser los más frecuentes (la zona queda oculta para el que cierra) y por las enormes fuerzas soportadas: la fuerza ejercida en el pomo genera otra en el quicio que puede ser hasta ochenta veces mayor debido al brazo de palanca que supone la propia puerta.